ERES LO QUE ESCRIBES

martes, 23 de mayo de 2017

EL PODER EVOCADOR DE LA MÚSICA




Acompañando a personas con demencia senil, me di cuenta de que entre los recuerdos del pasado hay uno muy poderoso, es el recuerdo musical.


Con los ancianos con los que hice voluntariado, había que ver cómo se animaban con los boleros, yo iniciaba la canción y si veía que no era reconocida, pasaba a otro tema, entonces aparecía la pupila dilatada por la emoción y aquel anciano que permanecía estático en su mecedora mirando al jardín durante horas, recobraba no digo la memoria pero sí un punto de luz, salía de su apatía y comenzaba a seguir la letra con buena entonación.  Era todo un milagro, llegué a la conclusión de que además de alegría, les evitaba otros pensamientos menos gratos. Yo me sentía feliz de poder recuperar un pedazo de los recuerdos en aquella cabeza en vertiginoso deterioro.


Aquí me tienen acompañando a los mayores en bus.  ¿Acaso no hemos cantado más de una vez cuando vamos de excursión?

De manera intermitente venían a la mente de muchos de ellos, eslabones abiertos de una cadena que a veces no resultaba fácil interpretar. Pero lo que he podido comprobar en más de una ocasión es cómo la música, el recuerdo de un baile, los instrumentos, o la persona con la que se bailaba en locales y fiestas de juventud, estaban presentes con una nitidez asombrosa, aunque no recordaran lo que habían cenado ayer o tal vez, ni siquiera su nombre.



De repente te sorprendes tarareando una canción que hace muchísimo tiempo no habías oído, como si la tuvieras ahí, esperando la salida, y puede que te evoque, aquel momento en que ibas de viaje, aquella clase de gimnasia rítmica, aquel ensayo para cantar en el coro, la primera nana o el tentetieso colgado de tu cuna y todas ellas se asocian lo mismo que al buen olor del jabón de tocador o a los guisos de una madre.















Y no necesitaba saber por qué el apagado y el encendido del tejido cerebral no era uniforme y se activaba para proporcionar, una veces la nada y otras, recuerdos, emociones y una alegría poco habitual en esas edades y condiciones.  Aun con la memoria muerta, la música nos trae al presente, de golpe, el estado emocional de muchos años atrás, episodios con todos los detalles, quedando más que demostrados sus beneficios en la inteligencia, por eso mismo, hasta se dice que tocar el violín puede ser muy útil para el aprendizaje de los idiomas, es decir, que los sonidos que escuchamos influyen en el desarrollo intelectual.
La música ha ayudado a personas como a esos jóvenes que han vivido en la calle, a buscar una afición y alejarse de peor vida, y ya sea en el metro o en un conservatorio, es calmante remedio, integración, halago para el alma y puente en las relaciones humanas.



Se ha cantado en la iglesia y alrededor del fuego, hasta se han detenido batallas, llamamos música a un concierto sacro en la catedral y al himno de una nación antes de un encuentro deportivo.  En la actualidad hemos recuperado otro concepto cuando utilizamos la música para acompañar en la enfermedad (en la ansiedad, en la depresión, en educación especial, en Parkinson, en Alzheimer, o tras un ictus), porque con ella se puede recuperar el habla, el equilibrio al andar y la respiración abdominal.


Es posible que a todos no nos guste la misma pieza, pero nos devuelve el instante en que la oímos por primera vez y es tal la intensidad, que aparecen en ella lugares, momentos y personas, por eso la música nos une en un sentimiento de comunión, saca lo mejor de las personas, nos toca el corazón, así son los encuentros de folklore, mucho más que espectáculo y cultura, y por eso nos produce una carga emotiva, bien puede no ser siempre una emoción de entusiasmo, pero mayoritariamente suele conmover y no digamos a quienes llevan tiempo en soledad y tristeza, a esos mayores a quienes he visto palpitar tras las notas de un acorde.

(Estas fotografías las realicé en el mes de septiembre durante el festival internacional de folklore  celebrado en Zaragoza hace dos años)

43 comentarios:

  1. La palabra se origina como parte del sonido de la naturaleza, las cuerdas vocales vibran y se logran donidos. Desde el vientre materno, en plena gestación del caracil del oído rn el feto, se prepara el cuerpo para vibrar con sonidos...no es casual que la música como tal,haga vibrar al caracol del oído a pesar de la no sinápsis en el cerebro. El estímulo es vital, para el brutal silencio interior que es el perder la memoria de todo es irreversibke. Hay etapas, pero finalmente el Alzheimer es atróz.
    En las fotos, eres una luz brillante ,igual en persona querda amiga Loli. Te abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida Leticia, ya sé que como educadora dominas estos temas. La música es un estímulo para la atención y la creatividad, no digo que recupere de una enfermedad pero los estudios lo indican y yo he comprobado que los mayores están menos encerrados en sí mismos. La música evoca a mi y a cualquiera, por ejemplo, me trae el recuerdo de mi abuelo bailando conmigo "el bimbó" en el verano del 75, con mi tocadiscos y en el salón de nuestra casa, entonces yo no sabía nada de la música como terapia ni de que ésta repercutiera en la salud llegando a curar traumas y conflictos, y tendría que transcurrir mucho tiempo hasta que en el año 88 la editorial Paidós publicara el libro "la música y la mente".

      Un fuerte abrazo y un día sereno en el que no nos molesten los ruidos del mundo.

      Eliminar
    2. Loli, no quiero decir que permanezca impasible el alma o como queramos llamarle a aquello que nos permite la iluminación para sentir y asociar. No dudo que la música entra al oído y sacude a la persona ,toca literalmente ,como la voz a quién escucha. Ya hacer memorias ,me parece en casos como el de esa enfermedad en deterninada etapa, muy difícil.
      Hay una cantante mexicana, Natalia Lafourcade, tuvo un accidente automovilístico severo, quedó en coma. No sabían si recuperaría sus facultades. Su madre le ponía diario música en su oído ...al paso de los días, se fue recuperando. Hoy tiene mucho éxito . Su madre dice, que la música la trajo de vuelta.Saludos cariñosos y dos besos ,uno en cada mejilla Loli.

      Eliminar
    3. Leticia, una música bella transmite emociones positivas pero la emoción no es igual para todos ni para todos belleza es lo mismo.
      De los ancianos aprendí mucho, les influye para bien que les hagas recordar, aunque en enfermedades incurables, cuya evolución y deterioro es paulatino, poco podemos hacer, lo que sí es penoso, es no conocer las causas de la enfermedad por la cual, tantas personas han perdido el hilo de sus pensamientos.
      También se ha dicho que la audición es el último sentido que se pierde antes de morir, aun cuando la persona no se comunique. Tengo amigas que estando embarazadas le ponían música al bebé, como relajación y como estímulo de la inteligencia, es asombroso que después de que nacen reconozcan la canción y la voz que les cantaba.
      Ahora acabo de recordar cuando me regalaron una caja de música lacada en negro, con unas casas japonesas y una bailarina que giraba con los brazos en alto, cuando le dabas cuerda, mientras sonaba "El lago de los cisnes", sin duda es un recuerdo musical y me transporta a la edad de catorce años y a la persona que me la regaló.

      Un abrazo, amiga mía, por tu experiencia y tu sabia opinión.

      Eliminar
  2. Hola, querida Loli
    Un texto que me ha tocado el corazón, y motivos tengo, pues hay un recuerdo que ahora no toca plasmar aquí, porque me emocionaría demasiado; pero estoy convencida que la música, no sólo en los enfermos de alzheimer, también a otros niveles tiene efectos terapéuticos a grandes dosis, sin lugar a dudas, y, aunque yo me reconozco inexperta en esa materia, por lo que he leído, es de los pocos residuos de memoria que se mantienen a lo largo del tiempo, por eso, a los enfermos que tu mencionas, esos minutos, ese tiempo de musica, es luz que se vuelve a encender en su mente.., no sigo, me he emnocionado...


    Un beso y un abrazo grande

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querida Fina, siento que se hayan avivado en ti ciertos recuerdos, he hablado de los ancianos pero también he visto sus efectos en la discapacidad, según el instrumento sirve para la respiración, movimiento de las manos, etc. y también va a depender de lo que la persona pueda dar de sí y de sus gustos. Lo importante es que participen, se diviertan, y se integren en el grupo.
      En la tercera edad, el baile mejora el equilibrio y evita caídas, y la música combate el aislamiento y guarda relación con la memoria, porque de hecho, en el cerebro está almacenada.
      De niña bailaba al compás de la radio, a veces frente a un espejo, en las fiestas del colegio me gustaba cantar y salía al escenario dispuesta a que se me oyera muy alto, en clase de canto intentaba obtener buena calificación y en gimnasia, era obligatorio bailar en grupo "lluvia de primavera", con nuestra profesora Ofelia.
      Todos tenemos un recuerdo evocador.
      Un fuerte abrazo y mil gracias por tu presencia y afecto

      Eliminar
  3. Te voy a contar un recuerdo mío, querida Loli. Cuando era niña, me solía despertar, daba igual que fuese a media noche, como al amanecer, como a la hora de levantarme.., cantando una melodía en voz baja, yo misma me sorprendía al darme cuenta, pero era una sensación tan agradable..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fina, conozco esa sensación, la música cambia el comportamiento de los animales, con música se duermen los niños y hasta se utiliza para ordeñar las vacas y hacerlas más productivas.
      En mi adolescencia las tardes de los sábados nos dedicábamos a comprar discos y hasta me hice un cancionero que un día en el recreo me pidió leerlo el profesor de matemáticas, hombre muy aficionado a los números pero poco a la música, me aseguró que aquellas canciones morirían porque los ritmos actuales acaban siendo pasajeros y suplantados por otros más novedosos, estaba equivocado, la música es arte y como tal es inmortal, así se lo hice saber a mis trece años ante su maliciosa sonrisa, por no decir que durante mucho tiempo, cuando llegaba a casa le cantaba a mi madre a modo de saludo la canción "Mammy Blue" de los Pop Tops.

      Un beso

      Eliminar
  4. La música, une más de lo que pensamos es un lenguaje universal, no hace falta ni siquiera saber tocar un instrumento para poder deleitarse con ella.-Tendría que ser una asignatura obligatoria , la música, dignifica al ser humano y en cuanto a esa memoria aletargada que con solo escuchar esas estrofas se activa es muy emocionante saber que con esta estimulación musical pueden llevar mejor estas barreras de la memoria...

    La música; preciosa palabra, sirve para todo y todos, es raro el pueblo que no busque comunicarse a través de ese pentagrama y si encima los afectos que despierta.Por estos lares tenemos el Festival de Folclórico Universal y viendo estas fotos me ha venido el recuerdo, que aunque tenemos grandes orquestas y una cantera de músicos que pueden elevarte por encima de lo incleíble que un instrumento pueda llenar tantos momentos y sobre todo en personas con problemas ser una terapia.-Pero todo ha partido de el folclor y sus fusiones culturales , por eso siempre digo que tendría que ser una asignatura obligatoria:¡la música une los pueblos y alegra el alma!.

    Y tu eres una nota de alegría que das lo mejor de ti, que bonita labor tienes: aunque se lo mucho que cuesta llegar a entender el egoísmo humano, pero esta visto que el ser humano esta hecho de contradicciones...

    Un beso y un abrazo estimada Loli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo, querida Bertha, que deberían darle más importancia en la enseñanza, no sólo como actividad extraescolar, también hay países que promueven la educación musical gratuita, como Suiza.
      Tan importante me parece lo que quiere transmitir como lo que sentimos con ella, en qué países se escucha, en qué lenguas se canta, cómo y cuándo nos gusta escucharla. Con la música se protesta y se denuncia, hay música en el sepelio, valses en las bodas y hasta se recaudan fondos para muchas causas humanitarias. Ha habido festivales reconocidos, de los que hacen historia. En este mundo estamos todos mezclados y resulta una excelente fusión, las músicas e instrumentos de los distintos países, que como bien dices, nos une a todos. La música que escuchaba nuestra familia cuando éramos niños pasamos a incorporarla como propia a fuerza de oírlas, de hecho, yo conozco piezas que por mi edad no sabría, de no haber sido por tenerlas en casa.
      Ahora recuerdo la película de Carlinhos Brown, y su taller de percusión, lo que llamamos batucada, al que acuden más de 300 menores para alejarse de la violencia en la calles.
      Efectivamente, estamos hechos de contradicciones y qué mayor contradicción que la de sentirnos felices, escuchando canciones tristes.

      Todo mi cariño en un abrazo inmenso.

      Eliminar

      Eliminar
  5. Querida Loli, durante el parto de mi hija, había música de fondo en la sala de expulsión. Los bebés no solo escuchan música sino las vibraciones de su entorno, a traves del vitelo que los cubre y lo propicia el líquido amniótico no como música, como tal sino las vibraciones que percibe en su cuerpo. El aire es el transmisor de sonidos y su caracol en gestación en un espacio sin aire permite lo que te comento.
    Tengo mil recuerdos de mi niñez y a lo largo de mi vida, que se asocian a la música y viene con aquella sinestesia que estimula la memoria. Hace un tiempo, vi en tv un documental sobre la cantante Borg. hizo un experimento genial explicando el porqué ella cantaba.Dijo que caminaba a casa de su abuela entre sonidos de la naturaleza en el campo, el viento , agua crujir de hojas, ramas rotas, aves, en fín. Hizo un experimento, pusieron granos de arena sobre un cristal y tocaron música. Las vibraciones de el ritmo y los silencios dibujaron un patrón bellísimo en la arena. Así en nuestra memoria se guardan los recuerdos asociados a la música. Y que mejor ejemplo de la músicalidad de la voz y el canto.Un gusto leerte siempre Loli, es enriquecedor.

    ResponderEliminar
  6. Leticia, el gusto es mío al leer tus experiencias y conocimientos, no deben ser muchos los hospitales que cuentan con música en los paritorios, es algo que desconozco, pero así ha salido tu hija, buena mente, buen ánimo, expresiva, fuerte, estable y con un cuerpo flexible.
    A mi lo que me sorprendió con los mayores, es que personas, todo el día cabizbajas, fueran capaces de dictarme la letra de un bolero al completo, sin dejarse una palabra. Fue una alegría para mi reunirme con los ancianos, cantarles como si fuera un juego y ver cómo los iba sacando de su apatía. Y ya no sé si la música amansa a las fieras o el que canta su mal espanta.

    Preciosa esta interacción que establecemos en los blogs, aunque por no ser expertas, no sentemos cátedra de nada. Sea la Red nuestra memoria auxiliar, apoyo de esta memoria humana que tiene sus defectos.

    Un abrazo inmenso, querida amiga.

    ResponderEliminar
  7. Asi es querida Loli,pareciera mi país, un desastre pero lleva la musica por dentro.Fue por cesárea mi parto, muy consciente de todo viví ese momento. Gracias por tu gentileza, cualidad maravillosa que liba miel de abejas y cantos de la naturaleza esencialmente...el canto a la vida que nace de tus expetiencias en personas que se apagan aparentemente,pero uno nunca sabe, no hay nada que no se supere en la vida y hablando del conocimiento humano ... mucho por develar.Nuestro cerebro, es menos usado q el de Albert E. del que se dice q sólo usó el diez por ciento de su capacidad. jeje Claro q no es cátedra de nada pues sólo sé, que nada sé.
    Mañana ne dan mi insignia y constancia del Seminario de Cultura Mexicana, será después de mi respuesta al tema de la Bioética el que me fue asignado para responder a otro compañero.Estoy emocionada y sigo estudiando.Besos Loli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una maravilla que sigas con ese aprendizaje vitalicio, para quien tiene hambre de conocimiento es algo muy importante, algo que da sentido, hay que tener la buena costumbre de recordar los éxitos que hemos tenido y tú sabes de eso.
      Yo también creo que no aprovechamos toda nuestra competencia para memorizar y pensar, claro que, cerebros de los grandes científicos son de un coeficiente inalcanzable.
      Sobre tu país, ya sabes que no alimento prejuicios, no caeré en ese error sin entrar en contacto real, a cada país del mundo hay que sacarle su mejor partido.
      Que seas muy feliz en este día de condecoración, y lo celebres, merecedora eres por tu interés y esfuerzo.
      Besos, Leticia.

      Eliminar
  8. Aunque ya jubilado, he sido toda mi vida profesional de la música, por lo que te puedo decir que la música es de vital importancia, y siempre ha servido de comunicación entre los seres humanos, por lo que utilizarla en la sanidad puede tener efectos muy positivos.
    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, Manuel, tienes que escribir un nuevo blog con todo eso que sabes y aprendiste en tu oficio, y tendrías mucho éxito y seguidores.
      Precisamente hablábamos de las demencias, ya que es inevitable que perdamos facultades con el paso del tiempo pero esta gran incidencia parece multiplicarse. Algo bueno ocurre en algunas áreas de cerebro cuando se escucha el lenguaje universal de la música, y no hablamos de la cura pero sí he visto el despertar de los recuerdos entre sonrisas, palmas, y algún paso de baile.

      Un fuerte abrazo, Manuel

      Eliminar
    2. Me alegro mucho de ese progreso. Buena labor la que hacéis. Gracias.
      Lo he pensado en alguna ocasión, pero, ojalá tuviera tiempo, para emprender ese nuevo blog.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Es cierto, Loli, que la música produce magia en las neuronas cerebrales. A los niños minusválidos o con deficiencias mentales, todo lo que les enseñan es bajo los efectos de la música, con excelentes resultados. La música es terapéutica para todos los seres vivos de la Tierra. Ojalá se logre recuperar, porcentaje de la memoria, a través de la música. Tengo un amigo concertista que me ha contado los grandes efectos que produce la música en niños autistas. Es una gran y dignificante labor la que realizas, querida amiga. Felicitaciones.
    Abrazos de verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mayor de edad cuando en el baile, me colocaba en la parte más visible y a dúo con mi inseparable amiga mostrábamos nuestra inventada coreografía, con una sincronía propia de más de una hora de ensayo. Escuchando música, puedes volver a tener otra edad, la música te hace despertar del sueño, detener el tiempo o visualizar recuerdos con total precisión, y si cada composición musical sirve para un determinado momento, lo más importante es que con ella, la memoria reciente o a largo plazo pueda mejorar. Acabo de recordar que con la película Amadeus, lo aprendí todo sobre Mozart, y con la vida del rey Loco descubrí algo de Wagner.
      Gracias querida Ceciely por tu seguimiento, y cariño y por dejar unas palabras que hablan de música, esa música que expresa mucho sin ser verbal.

      Mi abrazo grande

      Eliminar
  10. Apreciada Loli
    Hace algunos meses he escrito acerca del poder de la música pero no había publicado porque he organizado mi tiempo de manera de dedicarle al blog máximo cuatro días al mes. Veo que me ha faltado el poder evocador que ella posee. Sí había leído un artículo acerca del uso terapéutico de la música; el cual es increíblemente enorme.
    La música está presente en todas las etapas de nuestra existencia, las madres siempre la hemos utilizado para calmar, para animar, para educar, para alegrar o para arrullar a nuestros hijos.
    Me alegra muchísimo leerte, siempre aprendo algo nuevo en tu magnífico blog, mil gracias.
    Deseo que la salud, el bienestar, la música y la alegría te acompañen siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Rud:
      Yo también le estoy dedicando menos tiempo al blog, conviene imponerse un límite de horario.
      Con mucho gusto leeré tu entrada en cuanto la publiques.
      Trato de imaginar el sonido que puede emitirse como para que estalle una copa pero eso ya es otra cuestión. Sobre el poder de la música también he leído a Punset. Hay música devocional que facilita el estado contemplativo y músicas que a través de las orquestas y coros juveniles, se enseñan valores, a veces, estas orquestas están formadas por los jóvenes, los músicos y los educadores sociales.
      La música se utiliza mucho en educación especial, cuando estuve con discapacitados, ellos podían escribir las letras, inventárselas para expresar lo que sentían y acompañarlas de algún instrumento, así que la memoria musical no se pierde, principalmente porque la memoria es algo más que un registro de datos.
      Que disfrutes de todos los beneficios de la música, que con letra se hace canto. A mi también me alegra mucho sentir en tus letras, la bondad que te envuelve.

      Eliminar
  11. Hola querida la música lleva
    trasmite
    convierte
    ampara
    te toca
    te levanta o quizas si estas meditando
    te calma
    miles de besos para vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mucha:
      Música para bailar, para amar, para meditar...
      Con música te emocionas,
      gritas,
      recuerdas,
      te curas,
      te quejas,
      te alegras,
      te sientes viva.
      Hay música en las hojas secas, en las piedras del río, en el fuego, en el trueno, en el jilguero, en el viento, en el mar, en la lluvia.
      Para vos mis abrazos y mi gratitud.

      Eliminar
  12. Mi querida Loli, perdón, ando muy desordenada.
    Cuanto tiempo sin visitarte, no veo tus publicaciones.
    Tienes razón, posiblemente no recuerden lo que cenaron ayer ni a sus seres queridos que los cuidan a diario, pero en su mente vive el pasado y sí, la música revive emociones.
    Al leerte he recordado todas las excursiones y canciones en el autobús que salía de la plaza San Lorenzo, un grupo de jóvenes llenos de vida y alegría, sólo Dios sabe dónde han ido a parar, muchos de ellos.
    Las fotos son maravillosas, sin música o letras amenas que llenen el corazón la vida sería, un pozo de tristeza.
    La música en todos sus variantes, llena todos los rincones del alma.
    Un gran abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo no voy a pensar en la zarzuela “Luisa Fernanda”, la cual me aprendí de memoria, íntegramente casi siendo una niña, por eso en el teatro, siempre me doy cuenta de que otras muchas personas también se la saben y la tararean bajito. Puedo recordar los locales que frecuentaba cuando se escuchaba el tema “Europa” del músico Santana, tuvimos nuestra fiebre del sábado noche en el 77 al son de los Bee Gees, porque mi generación vivió un movimiento sociocultural que se llamó "Movimiento Disco". Imposible no sentir emoción con aquella banda británica de sublime guitarra, los Dire Straits o ante el póster de un joven de 30 años llamado Ted Neeley que coloqué en mi habitación en pleno éxito de la ópera rock de Jesucristo Superstar. Si escucho la canción “Tears in heaven” (lágrimas en el cielo) de Eric Clapton, lo primero que me viene a la mente es la tragedia del músico al perder a su hijo, cayendo al vacío desde el piso 53 de su apartamento de New York. Fui a ver en su día la película “The Rose” sobre la vida de Janis Joplin y desde que vi la película “La bamba”, cuando oigo rock and roll, recuerdo el accidente aéreo en el que falleció Ritchie Valens, accidente que se llamó “el día en que murió la música”. Como podemos ver, todo se asocia. Evocamos a través del recuerdo, y recordar es volver a vivir, lo mismo que acabas de hacer al rememorar la Plaza de San Lorenzo.
      Un abrazo, querida amiga.

      Eliminar
  13. No puedo decir más que me he emocionado Loli, y quiero darte la enhorabuena por la gran labor que haces. Eres muy grande. Me despido ya de ti hasta Septiembre.Un fuerte abrazo y Feliz Verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Pepe:
      Gracias por esta visita que me haces, pasaré por tu blog para despedirte. Espero que disfrutes de la magia de viajar, de las actividades que proyectes y a tu vuelta, podamos leer tus crónicas y mirar esas fotos con sabor y buen ambiente. Seguro que no faltará música de verano en cualquier pueblo y lugar.
      Un abrazo, saludos a la tertulia y besos a Conchita.

      Eliminar
  14. Apreciada Loli
    He venido a leer nuevamente tu completo y excelente escrito acerca de la música. Sí he tenido conocimiento acerca de Eduardo Punset, de él he leído hace cerca de cinco años, “Viaje al poder de la mente”; esa obra me pareció interesante pero ficticia. El libro no poseía datos que me llevaran a concluir que el autor hubiese estado involucrado en una verdadera investigación científica.
    De todas maneras, hace mucho tiempo he descubierto que todo gira alrededor de la mente, que podemos programarnos para muchas cosas; por ejemplo: a qué hora deseo despertar en la mañana, el control del cuerpo …
    Ha sido un gusto pasar por tu casa, deseo que te vaya bien, que sigas saludable y feliz.
    Un abrazo con música celestial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estoy retrasando en publicar, querida Rud y lo siento.

      Volviendo a la música, viví los últimos coletazos de los guateques, a los quince años rompí la hucha para comprarme una guitarra, no me es difícil recordar todos los conciertos que he visto, algunos en primera fila, y los bocadillos, que en esas ocasiones, preparaba para toda la pandilla.
      Yo no sé si cada ser humano tiene una música más apropiada a su manera de ser, bien sabes que todos los investigadores no están de acuerdo ni toda la documentación es exhaustiva, tampoco sabemos si la memoria está "diseñada" para mirar hacia atrás y reproducir de manera exacta el pasado, pero sí es cierto que con el tiempo, no debemos confiar demasiado en ella.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  15. Sin la música no somos nada, Loli. Una entrada magnífica. De las que toca el corazón y te emocionas y sientes y palpitas al ritmo del corazón que también es música. Somos música, emitimos música, creamos, sentimos y percibimos la música del universo incluso en el silencio... Me encanta conocer la música de las diferentes culturas y recordar boleros con los ancianos y cantar y percibir en un concierto la hermosa armonía de la orquesta... Gracias por esta entrada. Mi abrazo musical desde la poesía tan unida a la música. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te tengo olvidada querida Julie, aunque lo parezca. Totalmente unidas poesía y música, así es. He oído hablar de una película "vivo en el interior" premiada por el público, en la cual, entre el dolor y la alegría se nos demuestra la capacidad de la música personalizada para despertar el alma y descubrir nuestra parte profunda. Son experiencias de personas que en EEUU, donde los medicamentos no llegaban a ser efectivos, la música tenía su poder reparador, los familiares de los enfermos aseguran que la música fue como un milagro, es un documental con entrevistas a músicos y neurólogos.
      Gracias por unirte a los que creemos que la música es algo vivo y estamos seguros de su gran alcance.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  16. LA musica mueve todo...un saludo desde Murcia..y feliz verano...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verte por aquí, y sé que te gusta la música y la disfrutas en conciertos con tus hijos y que escoges tus preferidas nacionales e internacionales para tu blog.
      Músicos de estilos muy distintos, entienden siempre la música de la misma manera y más cuando nuestros oídos actuales se han ido acostumbrando a todo tipo de sonidos y espectáculos.
      Que pases un feliz verano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Mi querida Loli.
    Por aquí vuelvo porque nos visitamos muy de vez en cuando, pero no estás en el olvido.
    Te doy un gran abrazo mientas difruto de tus bellas fotos y letras.
    Un buen domingo y que la brisa del moncayo refresque un poco ese sofocante calor zaragozano.
    Ambar

    ResponderEliminar
  18. Querida Ámbar, sé que estoy presente en tu vida, y que compartes conmigo la música que nos conmueve y nos eleva y tú de música y baile tienes gran conocimiento. Poco queda por añadir a lo que hemos hablado del tema que nos ocupa, pacientes que viven momentos de euforia al escuchar con auriculares la música de su pasado y cuya respuesta es favorable aun estando en estado vegetativo, también se están utilizando en personas con depresión la escritura de canciones, y hablamos de musicoterapia y no nos damos cuenta que no forma parte del futuro sino del pasado, porque siempre estuvo ahí aunque no la hayamos usado como herramienta de salud. En el país donde vives, se ha hecho un trabajo de improvisación musical con enfermos terminales, sus cuidadores y sus familiares.

    Las altas temperaturas han ido cediendo para darnos un respiro.
    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  19. Qué bueno saber de tu alma, que se abre en bondad hacia el otro, con tus voluntariados, asistencia esta vez, a los adultos mayores o como se decía antes en edad provecta. Y extractas de esta tarea, un punto relevante. La vejez si nos confunde el pasado y lo enmaraña, lo olvida, y nos deja en un limbo. De ahí, la necesidad de buscar intervenciones o estrategias cognitivas, para recuperar la memoria, o al menos que se fue feliz. Y qué mejor que la música. Siempre me han gustado los boleros. Aduzco que la balada es herencia del bolero. Sio se miran los acordes en la guitarra, la balada es un bolero acelerado. El bol.ero es memorial. Se mete adentro en la mente y en las entrañas de la pasión y los sentimientos, para traernos la vida que se había olvidado, y que tenía un rostro de felicidad. Bella tu crónica, que nos dice que no hay que dejar en el olvido a los viejos, y sus recuerdos. Un abrazo.Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discúlpame, querido Carlos, por no corresponder a tiempo a la gentileza que tienes siempre conmigo.
      Me gustan mucho todas las iniciativas relacionadas con la vejez, una etapa de la vida que a veces va acompañada de agotamiento o tristeza. Los mayores necesitan convivir con los suyos, sonreír, disfrutar de la vida familiar, ser escuchados y no sentirse olvidados. Cuando me intereso en pasar un buen rato con ellos, sus historias nunca me parecen aburridas. La realidad es que estos cambios al final de la vida son duros de aceptar, tampoco sabemos cómo seremos nosotros a esa edad, por eso, lo que comenzó como un entretenimiento al aire libre en las mañanas de verano, acabó siendo una experiencia grandiosa que yo no esperaba, así que, bienvenida sea la música si es capaz de hacer feliz, transformar el mal estado y mejorar la vida.
      Gracias, Carlos, me maravilla leer la riqueza de tus comentarios desde tu gran conocimiento.
      Un cariñoso abrazo

      Eliminar
  20. Hola, querida Loli

    En esta ocasión sólo llego a tu blog para desearte que pases un feliz verano. Yo me tomo un descanso de hasta septiembre. DISFRUTA TODO LO QUE PUEDAS Y ABSORBE TODA LA ENERGÍA QUE NECESITES

    UN ABRAZO GRANDE

    FINA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Fina, te deseo que disfrutes a tu gusto de las vacaciones, las vivas de la manera que has planeado, y aproveches para desconectar. A mi también me queda muy poco para olvidarme de horarios y obligaciones, y tengo un listado de cosas a las que dedicarles tiempo.
      Que pases unos días felices.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  21. Mi querida Loli.
    Aquí estoy para decirte que te extraño mucho.
    La música es una buena terapia para todos, jóvenes, mayores, sufriendo algún trastorno o ninguno.
    La música, la lectura y el ejercicio al aire libre dan vida al corazón.
    Espero Julio y Agosto se comporten y no sean sofocantes, de momento por aquí está fresquito.
    Lo prometido es deuda y en ello estoy, todo llegará a su tiempo.
    Un abrazo y un buen fin de semana.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ámbar, en algún momento llegarás a España y te recibiré con los brazos abiertos, y como de costumbre volveremos a pasear por las calles zaragozanas, y sé que hemos de volver a estar juntas, ya sea un día entero o tan solo unas horas.
      Tomo ya vacaciones, y bienvenida sea la sensación de sentirme un poco más libre.
      Un abrazo, querida amiga.

      Eliminar
  22. Apreciada Loli
    Espero que puedas leerme antes de salir a unas merecidas vacaciones, las cuales espero que sean musicales, bellas, floridas, dulces, cargadas de amor, tranquilidad, hermosos e inolvidables momentos.
    Pásala bien, un enorme abrazo lleno de alegría

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada amiga Rud, tarde te leo tanto en día como en hora, pero siempre es grato recibir tus palabras tan sentidas y el corazón que pones en ellas.
      De momento, voy y vengo. Ya iré contando de mi próximo viaje, que como en todos los viajes, tendré mucho que observar.
      Gracias y que las vacaciones os llenen a toda la familia de reposo y risas, y sean un buen recuerdo.
      Besos.

      Eliminar