ERES LO QUE ESCRIBES

domingo, 5 de junio de 2011

A VECES LLEGAN CARTAS


Antes de comenzar con estas entradas guardadas en borrador en la semana en la que la tecnofobia se ha apoderado de mí, quiero agradecer a quienes han enviado un correo para dar ánimos a esta navegante sin rumbo con  problemas varios en el blog, todos han sido como faros en la noche procelosa de costas y acantilados.
Hasta hace un momento no podía publicar entradas, ahora ya voy resolviendo los fallos que me liberan del peligro del naufragio pero queda pendiente poder comentar en vuestros espacios, ayer Manuel María Torres Rojas me decía haber intentado escribir un comentario sin éxito, parece que surtió efecto su frase: "Escribe hoy, olvida y duerme.  Si es luz, que lo será, mañana la encontrarás hecha sol..." .  Nunca hay que dejarse controlar por lo que "venga", a pesar de los pesares, querer seguir es un ingrediente básico.  GRACIAS A TODOS.

Andaba yo estos días pensando en Sean Brandon, ya saben que en América utilizan menos el santoral que en España a la hora de poner nombre a los recién nacidos, por eso observo que muchos niños llevan por nombre el de los actores de la gran pantalla. De ahí Sean Brandon, el niño del que voy a hablarles.
Me dije que un día de estos le iba a escribir pero sin la seguridad de dar con él ya que los cambios en su vida han sido muchos y su mail era de hace 4 años, justo el tiempo que llevamos sin vernos, tenía entonces 12 años, era menudo, más bajito de estatura que sus compañeros de la misma edad, guapo, con unas gafas redondas que aumentaban sus ojos rasgados...
Ayer con esa percepción con la que a veces nos comunicamos con otras personas recibí con sorpresa y alegría un correo suyo que decía así:
"Hola Loly.
Espero que se acuerde de mí. Soy Sean, el niño que ahora es un adolescente que estuvo en el Hogar, el de los anteojos. Quiero agradecerle aquel dinero que me envió hace dos años; me sirvió de mucho, pues le ayudó a mis padrinos para pagarme mis anteojos nuevos. De eso hace bastante, pero aún estaba pendiente mi agradecimiento. Hasta ahora no encontré dónde estaba apuntada la dirección electrónica suya.
Loly, yo vivo en Bellavista, con mis padrinos de bautizo, mi madrina es la hija de mis abuelos adoptivos, pero ellos tienen la custodia legal. Estoy feliz de vivir con ellos, ya casi cumplo los 16 años, el 12 de Junio, estoy en el Liceo (secundaria), ya en 8º  (segundo año), me cuestan las matemáticas pero ahí voy. En mi nuevo hogar somos 8 conmigo, pues a mis padrinos se les murió la hija mayor, dos meses antes de llegar a vivir yo con ellos, entonces les quedó el niño de ella (un nieto), luego regresó otra hija que se divorció y con un hijo; la hija menor de ellos, ahora tiene un bebé de 6 meses, ella es de mi edad, la ayudan mucho para que siga estudiando, ella ya está en 4º año.
Mi hermana Zeni está en el Hogar S., allí estudia y la preparan para la vida. Mis padrinos no la pudieron adoptar pues el dinero y el espacio ya no alcanzaba. Lo importante es que siempre estamos en contacto y además está bien.
Loly, dónde es que usted vive, cuénteme cómo es su ciudad y las cosas que hay por allí, me gustaría conocer esos lugares aunque sólo sea por imágenes. Voy a pedirle prestada la cámara a mi madrina para enviarle fotos de nosotros, por ahora le digo hasta luego, pues me tengo que ir ya que en mi casa no hay Internet, donde vivo todavía no existen redes para dar el servicio así que vengo a un lugar cerca de mi barrio.
Loly quiero que sepa que la recuerdo mucho al igual que a aquellas personas que me han ayudado a salir adelante. ESPERO QUE ME CONTESTE. Le doy la dirección de correo con el nombre de mi madrina pues a ella la conocen y las cartas llegarán mejor.
Ha sido una carga fuerte saber que personas que no son de mi familia me guardan en su álbum de recuerdos."
"Querido Sean:
Feliz me hace tener noticias tuyas después de tanto tiempo, toda una sorpresa, lo cual no significa que no estuvieras en mi pensamiento y que sean muchos los recuerdos que me traes de nuevo. Entre ellos está tu cara llena de barro cuando jugabas al fútbol y lo bien que dibujabas, tampoco he olvidado el libro de poesía que me regalaste y que después dejé intencionadamente en tu escritorio, no quise aceptarlo para que no te desprendieras de él. Me alegra mucho verte contento y saber que te has integrado plenamente con tu nueva familia.
Todavía te veo aquella mañana en que no había agua en la ducha y enfadado me decías: "A usted no le gustaría ir al cole sin ducharse, diga la verdad" y yo te respondí sinceramente: "no, con el calor húmedo de este país no me gustaría pero hoy no hay agua para ninguno".
Ya redactabas muy bien siendo un niño y yo te ayudaba a escribir las cartas, ponías mucho interés en la tarea escolar, este correo demuestra que has aprendido mucho y eso me satisface.
Me gustaba mucho esconderme cuando me llevabas a un sitio seguro para que no pudieran encontrarnos.
Mi principal preocupación era ese desayuno en el que nunca había leche, tan necesaria para vosotros en edad de crecimiento y cómo olvidar el gallinero que tantos desvelos me causaba preguntándote si los huevos llegarían a ser pollos sin el calor necesario para empollar, de tanto andar molestando a la clueca.
Espero que te apliques en las matemáticas, a mí tampoco me gustaban, todos tenemos cualidades para una u otra cosa, cuida las faltas de ortografía (estuvo se escribe con v); lo importante es que puedas ganarte la vida honradamente en la profesión que decidas, que trabajes bien, que mantengas a una familia en el futuro y sepas educar a tus hijos con los valores que te han enseñado y no con los errores que desgraciadamente has visto y vivido en tu propia piel. Pórtate bien con tu familia adoptiva por el esfuerzo que han hecho, la vida es dura tú ya lo sabes bien desde muy temprana edad, si alguna vez te hicieron daño debes perdonar y seguir adelante. 
No conocí a tu hermana pero sé que la protegerás, eres buena persona y tienes seguramente muchos amigos. En cuanto a mí, ya es suficiente con que me hayas escrito, sólo acudí para echarte una mano, en aquel momento daba lo mismo que sirviera para uniforme, libros o gafas, tu formación sigue siendo lo primero ya que eres un chico listo, no dejes de escribirme de vez en cuando y de enviarme una foto reciente.
Saluda a tu familia de mi parte y recibe un beso con todo el cariño." Loli
Solía arrugar el papel y lo tiraba a la papelera cuando pensaba que no estaba haciendo bien las cosas, esperaba la aprobación que le hiciera creer en sus propias posibilidades, esto viene a confirmar que más allá de toda duda razonable, con los cuidados y amor correctos, las actitudes pueden cambiar y cuando éstas cambian, cambia la vida.  Si alguna vez desean colaborar en beneficio de un niño, si no lo han hecho ya, piensen que el dinero si está bien canalizado siempre llega, el niño a la vista está, nunca se olvidará de agradecerlo cuando se vaya haciendo un hombre.

10 comentarios:

  1. Me alegro de que estés de vuelta, y sobre la entrada de hoy, sólo decirte que me has emocionado.
    Conocí a un niño que le pusieron el nombre de Usanavi, por u.s.navy United States Navy
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Loli,ya veo que estas de vuelta ¡ Que alegria!tu entrada es preciosa y muy humana. Tienes que sentirte muy feliz con la carta del niño,es muy entrañable.

    Te envio un fuerte abrazo!!!
    Isabel.

    ResponderEliminar
  3. Hola Loli bienvenida de nuevo ala ventana virtual.
    Amiga a veces llegan cartas que nos dan sorpresas y nos alegran el alma, como la que tu has recibido de este precioso niño y el recibirá la carta tuya con alegría y amor. Hermosos sentimientos compartidos de corazón.

    Besos de colores para ti con alegría de vivir.

    ResponderEliminar
  4. Qué invaluable la carta de Sean -y ya que se acerca su cumpleaño lo saludas de mi parte- y su esperanzador horizonte.
    Gracias por activar tu espacio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es una alegría encontrarte aquí y poder enviarte un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Loli:

    Que gratificante es recibir cartas como la que hoy nos muestras.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Loli, me ha emocionado todo lo que has escrito... es cierto a veces legan cartas que te cosquillean el alma, y se quedan en un rinconcito del alma, como el más bellos de los recuerdos... y la de Sean es de esas...

    Mi abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. Hola amiga Loli en mi blog tienes un premio es `para ti.

    Besos de luz y de color.

    Gracias por hacer el mundo más bonito.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué sorpresa, mi muy querida Loli! Agradezco en el alma tu cariñosa mención y tus continuas atenciones, así como la emotiva entrada sobre Sean; yo apadrino unos mellizos hindúes, pero siempre tengo la culpable sensación de que hago poco. Por eso ayudo a una monjitas de Malawi. Sigue siendo una gota en el mar...Besos y ¡ánimo!
    Otro consejo: si te pasas al buscado Google Chrome, se te arreglarán las pegas técnicas...

    ResponderEliminar
  10. No os he podido dar las gracias a todos vosotros por acompañarme en este obligado silencio que me imponen las máquinas. Acabo de pasarme a Google Chrome como me indica Manuel a quien le agradezco su ayuda y consejo de amigo porque ya he notado cambios a favor que me han hecho derramar unas lágrimas. OS QUIERO.

    ResponderEliminar